Sock revoluciona Londres y acompaña a Federer a las semifinales

Sock acabó segundo en el Grupo Boris Becker y se medirá en semifinales el sábado contra el primero del Grupo Pete Sampras, el búlgaro Grigor Dimitrov; mientras, Federer lo hará contra el ganador del duelo de este viernes entre el austríaco Dominic Thiem y el belga David Goffin.

El suizo sigue sin ceder el mando en las Finales ATP que se disputan en el O2 de Londres, y este jueves, con un triunfo ante el croata Marin Cilic por 6-7 (5), 6-4 y 6-1, selló su primer puesto en su grupo, en el que ha logrado las tres victorias en esta fase de “todos contra todos”.

En una repetición de la final de este Wimbledon, donde el de Basilea logró su octavo título en la Catedral, Federer se impuso a Cilic en una hora y 54 minutos. El suizo podrá así seguir optando a los 2.549.000 dólares de premio, si gana el torneo invicto, y por consiguiente a los 1.500 puntos que le servirían para recortar diferencias con el número uno del mundo, el español Rafael Nadal.

Cilic salvó su honra ganando el primer set, el segundo parcial que lleva perdido Federer esta semana (cedió uno contra el alemán Alexander Zverev), al conectar una soberbia volea de revés (6-5) y luego una fortísima derecha.

Ganó ese primer parcial el croata en 53 minutos, cortando la racha de seis desempates que llevaba sumados Federer en el Masters (la última vez que cedió uno de ellos fue en la final de 2012 contra Novak Djokovic 7-6 y 7-5).

Pero poco le importó a Federer eso. Rompió en el segundo juego del tercer set y después ya fue imparable.

Lo importante para él es que, con 36 años, ha logrado por décima vez acabar invicto en esta fase de grupos, ha eludido la que sería su quinta derrota este año, y jugará las semifinales por decimocuarta vez, en 15 comparecencias.

Lleva ya Federer 52 victorias y solo cuatro derrotas en la temporada, con 14 triunfos ante “top ten” y una sola caída contra uno de ellos, Zverev en la final de Montreal. En total ha ganado siete títulos, entre ellos dos Grand Slams, el Abierto de Australia y Wimbledon.

Federer y el estadounidense Jimmy Connors son los únicos jugadores que han ganado 50 o más partidos en 14 años, desde que comenzó la Era Open.

Después, Sock de 25 años, revolucionó el O2 Arena al vencer al alemán Alexander Zverev, por 6-4, 1-6 y 6-4 en una hora y 53 minutos, y clasificarse en su debut para las semifinales del Masters.

El estadounidense perdió en dos sets en la primera jornada contra Federer, ganó luego en tres parciales al croata Marin Cilic, y de nuevo en tres a Zverev, con quien mantenía un empate 1-1 en los anteriores pulsos, ambos el año pasado, con victoria del germano en Pekín, y del estadounidense en Estocolmo.

La victoria ante Zverev es la segunda que logra este año ante un “top ten”, tras la que infligió a Kei Nishikori, en los cuartos de final de Roma, cuando el japonés era quinto de la ATP.

Zverev, de 20 años, tercero del mundo, tuvo la opción de convertirse este jueves en el más joven semifinalista de la historia del Masters desde que el español Rafael Nadal, también con 20 años, lo consiguiera en 2006, pero la derecha de Sock y su tenis imaginativo lo impidieron.

Sock se ha convertido en el primer estadounidense en la penúltima ronda de este torneo, desde Andy Roddick, también oriundo de Nebraska, en 2007.

Como en el partido contra Federer el martes, Zverev se durmió lo justo para que su rival le arrebatase el primer set. Además se cayó en un traspié y lanzó la raqueta al suelo. Eran momentos de brillo del último ganador en Bercy, cuya derecha, eléctrica y algo enrevesada, con un endiablado molinete final, fundía los plomos del O2 y dejaba K.O. a Alexander.

Tardó el alemán en pillar el punto flojo de Sock, su revés a dos manos. Pero una vez localizado el objetivo, ‘Sascha’ se impuso con facilidad en el segundo parcial, en solo 27 minutos, cuando el estadounidense se desparramó con florituras, con golpes por debajo de las piernas, al más puro estilo del australiano Nick Kyrgios.

El tercer set una auténtica montaña rusa, con cinco roturas y una ventaja inicial de Sock de 4-1, que el germano redujo después. Con 4-4 Sock ganó luego su saque, pero Zverev entregó el suyo a continuación, con una doble falta, la octava de su cuenta, y una derecha al cuadro de dobles.

Con los 200 puntos ganados esta noche, Sock se colocará a solo 10 del séptimo jugador del mundo, Goffin.

NV1/EFE