¡FAVORITO PARA EL MÁS VALIOSO! Altuve prefiere logros de equipo a conquistas individuales

José Altuve, favorito para ganar el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, afirmó el lunes que las conquistas personales no le quitan el sueño y que lo que más lo motivan son los logros del equipo _si bien sería un honor imponerse a peloteros de la talla de Aaron Judge y José Ramírez.

Judge, de los Yanquis de Nueva York, y el dominicano Ramírez, de los Indios de Cleveland, son sus favoritos.

“Se merecen el MVP. Ojalá pudieran dar dos MVP”, declaró Altuve en Venezuela tras su victoria en la Serie Mundial con los Astros de Houston, en una rueda de prensa ofrecida en un centro de desarrollo deportivo en las afueras del poblado de San Joaquín, del estado central de Carabobo. “Ellos serían mis candidatos”.

El segunda base dio una clínica de béisbol a niños de entre siete y 10 años que sueñan con lograr el estrellato. También compartió ejercicios terapéuticos con un grupo de 40 niños de un cercano instituto de educación especial.

Altuve guio a los Astros a coronarse en la Serie Mundial por primera vez en su historia. La semana pasada, el sindicato de peloteros lo nombró por segundo año consecutivo el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Al comienzo de la temporada trata de no ponerse metas personales, “sólo le pido a dios que me mantenga sano para ayudar a mi equipo”, si bien tras recibir un trofeo como el Bate de Plata _ uno de los galardones que más valora_ y “lo tienes en tu casa”, acaba por tomarle cariño, comentó.

Altuve, cinco veces convocado al Juego de Estrellas y ganador de un Guante de Oro, recordó que de niño no le gustaba ir a los estadios de béisbol. Su padre insistió en llevarlo a muy temprana edad y acabó por enamorarse de la disciplina. Junto a su madre recorrió buena parte del país en autobús para ir a jugar torneos nacionales. Ese fue el comienzo de una destacada carrera, resaltó.

El venezolano viene de batear para .346 y ganó su tercer título de bateo del Joven Circuito en los últimos cuatro años. Sumó su cuarta temporada consecutiva con 200 o más imparables en ligas mayores. También sumó 81 carreras impulsadas y 112 anotadas con 24 cuadrangulares, una cifra inusitada para un pelotero que tuvo que esforzarse más que otros para demostrar que su estatura de 1,66 metros _considerada muy baja para este deporte_ no era un impedimento para jugar buen béisbol y tener una trayectoria consistente.

“Para mí es un sueño. ¿Quién me iba a decir a mí cuando tenía 16 años que yo iba a meter 25 jonrones (en una temporada)? Hasta yo iba a dudar”, enfatizó.

En ese sentido, comentó que si su experiencia personal puede inspirar a otros a llegar a las mayores, “voy a sentir que ya hice mi trabajo”.

“Por eso le pido a los scouts (cazatalentos) que le den la oportunidad a todo el mundo”, añadió.

En siete temporadas, Altuve acumula 1.250 hits, de ellos 243 dobles, 23 triples y 84 cuadrangulares, con 561 carreras anotadas y 403 empujadas en 3.951 turnos al plato.

NV1/AP